martes, 28 de abril de 2009

VISIONARIO




En un trabajo titulado “El Prodigioso Mundo de Mañana”, publicado en Chicago a mediados de 1942, el profesor Howard Withman supone, entre muchos otros el siguiente “perfeccionamiento”:
“Dentro de unos 25 años, se considerará como muy natural el siguiente espectáculo: un individuo pasea por uno de los parques de la ciudad de Nueva York; de pronto, siente el deseo de hablar con un amigo que está en Chicago. Entonces, saca tranquilamente del bolsillo un aparato de radio, especial para hablar de persona a persona y se pone a conversar con el amigo. Poco importa que éste camine en aquel momento por la Avenida Michigan o que esté esperando el tranvía. No tendrá la menor dificultad en encontrarlo”. Esto ocurrió casi 50 años antes de la invención del celular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario