martes, 28 de abril de 2009

SEXO ESCATOLÓGICO




El 23 de octubre de 1819 se lleva a cabo el matrimonio de FernandoVII, rey de España, con la princesa María Josefa Amalia de Sajonia.
Para Fernando, quien a la sazón cuenta 35 años, este es su segundo matrimonio y posee una “amplia experiencia” en asuntos de alcoba debido a la vida disipada que lleva; la novia, en cambio, tiene tan sólo 15 años y su padre, el duque Maximiliano de Sajonia, siendo muy pequeña la princesa la había encerrado en un convento a orillas del Elba del cual sale para convertirse en esposa del soberano español.
La noche de bodas es un total fracaso, sumado al hecho de la fealdad del soberano y de la diferencia de edad (20 años) está el que a la princesa nadie se ha molestado en explicarle el “por qué, el cómo, el para qué” de las relaciones maritales.
Es tal el pánico que invade a la princesita que no puede evitar orinarse en el lecho, y parece según narra un autor que además de la orina tampoco pudo evitar otra evacuación fisiológica: “a poco de haber entrado en la regia alcoba (Fernando VII), salió de ella más que de prisa, en paños muy menores, echando pestes y apestando a demonios”

1 comentario:

  1. muy interesante el articulo ya que en estos tiempos todo es muy diferente ya que la inosencia de una quinceañera es totalmente nula ,pero si que es algo de humor negro tener una noche de boda un poco distintas a las abituales.

    ResponderEliminar